Entrada destacada

¡SORTEO! "La Caída de los Reinos" -3 ganadores-

Ganadores de la 2ª encuesta: Shenia y Asch

¡Buenas! Siento mucho la tardanza de esta entrada pero no he tenido tiempo ni inspiración para contestar las preguntas. Sin embargo aquí os las traigo. Los ganadores de esta segunda encuesta son Asch y Shenia por quedar empatados, así que aproveché la ocasión para hacerles una entrevista en pareja ya que ellos lo son.
Espero que os gusten sus respuestas y que aprendáis mucho sobre ellos. ¡La tercera encuesta saldrá en seguida!

1. Vosotros estáis comprometidos desde pequeños, ¿cómo os lo tomasteis cuando lo supisteis? 
Asch: Bueno, yo cuando lo supe no podía creermelo. También era porque lo descubrí siendo un niño de corta edad. Cuando fui más mayor, la miraba y pensaba: ¿En serio voy a tener que casarme con esta niña? Claro, ella era más pequeña, más inocente y yo sólo quería pelear. Me pareció una carga pero después la empecé a mirar como una mujer, no como una niña y... me enamoré de ella. Así que doy gracias a los dioses y a nuestros difuntos padres por haber acordado nuestro matrimonio desde pequeños.

Shenia: Sí, yo lo descubrí más tarde. Bastante más tarde. Al principio no quería, me encerraba en mi habitación para no ver a Asch, le odiaba en aquel momento. Él de niño me trataba mal, obvio, era la única chica y era como la que sobraba. No nos llevábamos muy bien, acabábamos discutiendo y Glaiss era el mediador. Bueno... Aún seguimos así muchas veces -Ríe ligeramente y agarra la mano de su prometido.- Pero ahora le miro y lo único que quiero es casarme con él y tener una familia. Ahora mismo no sabría que hacer si no estuviera a mi lado. No puedo pensar una vida sin que hubiese estado prometida con él.


2. Asch, ¿nunca tuviste miedo de que Shenia se enamorase de otro de los herederos de YURGS?
Asch: La verdad es que no. Siempre he confiado en mis hermanos y respetan nuestra relación. Sé que ninguno de ellos se interpondrá entre nosotros pero si fuera ella quien quisiera estar con otro... Yo no podría hacer nada salvo luchar. Lucharía por ella sí, trataría de ganar su corazón por todos los medios y sólo pararía cuando ella me dijera que "No". No soy quien para arrebatarle la libertad pero ella ha sido quién me ha elegido a mí, he tenido la suerte de que me ame tanto como yo la amo a ella, así que, nadie podrá separarnos. Lo sé.


3. Shenia, ¿es fácil ser la única chica entre tanto hombre?
Shenia: De entrada puedo decirte que no. Es horrible ser la única chica, te tienes que hacer valer y tienes que obligarles a que te vean como una más de ellos, no como una simple princesa. Yo no quería ser un estorbo sino alguien más del grupo, quería estar a su lado en los mejores momentos y en las batallas. ¡Que vieran que Husmacia tenía una princesa fuerte!

Asch: Su belleza sigue siendo una distracción para mí, y más en batalla. Si algún día muero, ya sabéis de quien es la culpa.

4. ¿Cuál de los dos es más celoso?
Asch: Creo que yo. Tengo miedo de perderla y cualquier hombre que se la acerque que pueda resultar una amenaza para nuestra relación tengo que alejarlo. No puedo permitir que nadie se interponga entre nosotros así que el título de celoso es mío.

Shenia: ¿Te recuerdo lo que pasó con Anouk? Me daban ganas de arrancarla la cabeza cada vez que estaba cerca de ti, así que creo que ambos somos celosos a nuestra manera. Tú directamente vas contra ellos y yo... Bueno, en ese caso la maté. Digamos que ambos tenemos miedo de separarnos y que somos celosos de igual manera.


5. Asch, ¿cuál es tu arma favorita?
Asch: No sólo tengo una, como adoro la guerra, son varias mis armas favoritas. Tengo especial cariño a mi trabuco, le conseguí cuando era sólo un niño, mi padre me lo regaló a pesar de que me prohibió usarlo, ya que era bastante peligroso, pero practiqué y conseguí dominar ese arma casi hasta la perfección. Ya veis que tengo buena puntería con él. Otro arma que me ha enamorado y que tengo mucho aprecio es la lanza del difunto rey Jarven, la cual me la regaló la reina. Es un arma realmente increíble, aún no la manejo del todo bien, pero conseguiré dominarla. Y... ¿cómo olvidar la clásica espada? ¡No eres un verdadero príncipe sin ella! Tienes que saber usarla con maestría  para que los enemigos tiemblen al verte desenvainarla, como lo hacen al verme a mí.


6. Cuándo Asch mató al impostor delante de todos durante la boda. ¿Qué pensasteis en ese momento?
Asch: Me acuerdo de aquel momento como si hubiera sido ayer. Cuando Amadeus me ayudó a salir de aquella prisión y me puso al día quise matarle con todas mis fuerzas. Estaba totalmente cegado. ¿Cómo había sido posible mi amada me confundiese con otro? La ira me consumía cuanto más lo pensaba. Tenía claro mi objetivo así que no pensaba fallar, no había nada en mi cabeza salvo el hecho de que quería matar a ese impostor. Cuando llegué y entré de aquella manera no sabía lo que hacía. Sin embargo, lo primero que mis ojos observaron fue a Shenia, vestida con su vestido de bodas pero con un semblante de tristeza y dolor. Era obvio que aquella boda no quería que se celebrase. Por un momento me quedé prendado, había deseado ver aquellos ojos todo un año. Su imagen me mantuvo la cordura y por eso, observar como aquel mal nacido la utilizaba de escudo, me enfureció y lo maté sin rodeos. Sabía que aquel tiro no lo iba a fallar. Shenia estaba asustada, era obvio, pero en su rostro vi como me agradecía aquello nada más ver que su prometido era un Xerx. Me sentí aliviado cuando me reconoció... Aún sonrío como un tonto al verla tan bella... Lo malo es que ya he visto su vestido antes de nuestra boda, así que tendremos mala suerte.

Shenia: Yo deseaba que la boda se parase, confiaba en que Glaiss lo haría a tiempo, tenía plena fe en él pero me daba miedo la reacción que el supuesto Asch podía tener, me aterraba. Era tan violento y brusco conmigo... Pero en el momento apropiado apareció un forastero que me dio aún más miedo. ¡Pensé que iba a morir! Sin embargo, tuvo muy buena puntería y mató a mi prometido. Me sentí un poco aliviada pero asustada porque había matado a Asch, aunque nada más ver que se convertía en un Xerx, sabía que el forastero me había salvado la vida. No podía creermelo. Le miré, trataba de ver quién era, todos los invitados teníamos el estómago cerrado y el corazón me latía con fuerza en el pecho. Cuando vi sus ojos, ese precioso verde con un aro dorado, me quedé petrificada. Era mi prometido, el de verdad, la alegría me invadió, me dieron ganas de salir corriendo y abrazarle, pegarle por haberme dejado, besarle porque... porque le amo. Tenía ganas de llorar de alegría. Fue tal el alivio que hasta que no me vi rodeada de seres verdes no pude reaccionar.

Comentarios

Wattpad