Entrada destacada

Y.U.R.G.S. -Epílogo-

Dos años después.
Los pasos resonaban en todo aquel desierto pasillo como si una legión de soldados estuviera dentro del castillo. La luna se alzaba en el cielo, resplandeciendo y brindando una fría luz a todo el reino. Hacía buena temperatura en el exterior, pues se acercaba el verano, a pesar de que un molesto viento se había levantado desde el anochecer y había arremetido contra la piedra del castillo. Se oyó un grito. De nuevo comenzaron los pasos nerviosos, recorriendo el pasillo mientas el silbido del aire trataba de amortiguar aquel sonido. Aquella persona estaba alterada, movía las manos continuamente y murmuraba cosas inteligibles por lo bajo, como hablando un idioma extraño para sí misma. Cinco segundos más tarde, se volvió a quedar parada frente a las puertas dobles de madera que estaban flanqueadas por dos grandes antorchas de piedra. El nerviosismo le hacía sudar más que el calor que desprendía el propio fuego. Un segundo alarido de dolor llegó hasta sus oídos.

La magia de Londres

Cuando tienes una oportunidad como esta quieres vivirla al máximo y aprovechar hasta el último día que tengas, porque tal y como están las cosas es lo mejor que puedes hacer.
La oportunidad que tuve yo se llamaba Intercambio. Nuestro instituto consiguió mantener una relación con otro en Londres y así fue como veintitrés de nosotros pudimos ir una semana. 
Para mí era la segunda vez que salía del país por un intercambio, ya que en tercero de la ESO había marchado a Vichy (Francia). La experiencia que tuve allí no fue del todo buena. Mi francesa se llamaba Laura, vivía en una casa más o menos normal con sus padres, su hermana y su hermano pequeño. Aparentemente eran normales, y creí que iba a ser genial la estancia allí, pero me equivoqué. Ninguno de la casa me hablaba, me ponían de comer cosas que no me gustaban y que les había pedido por favor que no me las diesen. Pasaba bastante hambre, pues los bocadillos eran solo de pan con mantequilla, y yo esta la odio. La única vez que comía bien era el desayuno. Me untaba seis tostadas de chocolate Nutella y me bebía bastante leche, así por lo menos podía aguantar.
La verdad es que la comida me daba igual, lo que verdad me molestó fue el comportamiento de Laura conmigo. No se preocupaba nada por mí. Ni siquiera quería quedar con el resto de españoles para que yo me sintiese a gusto. Un día le pregunté si habíamos quedado con los españoles, me dijo que sí, que cenaríamos y después iríamos con ellos a la piscina. No fue así. Fuimos a cenar al McDonald's , después llegamos a la piscina ¿Y qué me encontré? Todos los españoles se estaban cambiando porque ya se iban. Así que, mientras ella estaba con el jonki de su novio y un amigo de él, me tuve que quedar sola en la toalla todo el rato.

Otro día por ejemplo, quedamos con todo el grupo de españoles en un centro comercial. El día empezaba bien, pero cuando eso, vino Laura y me dijo: "Quédate con Ari" (Una compañera española del intercambio), y se fue con una amiga suya. Y yo la hice caso, pero llegó un momento que todos querían irse al río y Laura no aparecía. No contestaba el móvil y no podía localizarla. Me había dejado sola. Así que, me fui con los españoles. Habían pasado unas.. ¿cinco horas? Y Laura no aparecía. Así que la francesa de una compañera me hizo el favor de quedarse conmigo hasta que ¡milagrosamente! Laura apareció. Y para colmo.. Me echó la bronca. ¡Sí, señores! ¡La maldita gabacha se enfadó! Así que yo la mandé a tomar por culo y punto. Me hizo muchas más perradas aparte de esta.
Sin embargo, Jessie era un cielo. Vivía en una casita típica londinense, en una calle residencial muy normal. Tenía una hermana pequeña y unos padres majísimos que hablaban conmigo todo el rato y se molestaban en que aprendiese inglés. Si quitamos que mi cama era una hamaca de madera, hubiese sido perfecto. 
Me llevaba a todos lados y se preocupaba de que estuviese a gusto y me lo pasase bien. Pero, ¿como no me lo iba ha estar pasando bien si estaba en Londres? La ciudad más bonita que he visto nunca. Todo me maravillaba. Era TAN increíble. Vimos las cosas esenciales como: El Big Ben, el Parlamento, el London Eye, Haunt Court y más. 


Big Ben y el Parlamento en el río Thames.
London Eye

Haunt Court
Además, para los queridos fans de Harry Potter, unos pocos de nosotros tuvimos el privilegio de ir a visitar la estación de tren King's Cross en donde fueron filmadas las películas. No vimos el famoso tren, eso fue una pena, pero si que tuvimos la ocasión de ver el andén 9 y 3/4. Allí, pude cumplir uno de mis sueños desde que era una niña. ¡Conseguí un billete de tren! La alegría que sentí en aquel momento fue increíble, pensé que se me saltarían las lágrimas. Para mí. Que he seguido Harry Potter desde que tengo memoria, ha sido una experiencia brutal. Estar en aquel sitio fue maravilloso y me encantaría repetirlo. Para mí fue lo mejor. Cuando me enteré que iba a ir a Londres, sólo pensaba en que podía ir a ver King's Cross y lo cumplí, algo que soñaba con hacer desde que leí el primer libro. Seguro que muchos de vosotros amáis algo desde la infancia y os gustaría sumergiros en ese universo de lleno. Yo lo hice esa semana y fue la mejor experiencia de mi vida.
Andén 9 y 3/4. Estación de King's Cross

Billete de tren.
Además de lo bien que los pasé y de las maravillosas cosas que vi y sentí, quisiera volver otra vez. Sin embargo, desde mi más sincera experiencia, os recomiendo ir mis queridos lectores. Tenéis que sentir la magia que sentí yo al andar por aquellos lugares. Es un sitio maravilloso tanto para vivir como para estar de vacaciones, puede que el tiempo no os acompañe (a nosotros nos acompañó demasiado) pero da igual, deberíais ir, porque yo no me lo perdería por nada del mundo, además de que te fundes con una gente increíble y estás en una sociedad bastante más buena y avanzada que la nuestra.
Nadie tiene que perderse esta experiencia.
Gracias :3

Comentarios

  1. Gracias por relatar tu experiencia, me a ayudado a planificar mas o menos la mia, pero sino es molestia me gustaria que me respundieses a una duda, la foto del anden 9 3/4, lo que viene siendo el tema de las bufandas y la foto, ¿como va?, es decir compras la bufanda que quieras, te la prestan o que? Gracias de antemano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez que llegas a la pared del andén 9 y 3/4, hay dos señores muy amables, uno de ellos con una cámara y otro con varias bufandas de todas las casas, gafas y una varita. Te prestan los accesorios para sacarte una foto por tu cuenta mientras ellos te hacen otra y si te gusta puedes comprarla en la tienda, pero no te ponen pegas si la sacas con tu móvil o tu propia cámara. Son realmente amables y parece que les gusta su trabajo. Además, si vas un día de diario, dudo que encuentres cola, es más, yo me hice varias.
      Espero que te haya servido y si tienes más dudas sólo pregunta.

      Eliminar

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...